Sitges dia 2: The Midnight After

The-Midnight-After

“Un minibús nocturno con 17 personas a bordo cruza el túnel Lion Rock camino de Tai Po desde Kowloon. Al pasar el túnel descubren que el mundo ha cambiado y toda la gente ha desaparecido. En ese marco, ellos tienen que repensar sus identidades, sus relaciones y su futuro mientras son perseguidos por un extraño virus y un hombre enmascarado. ¿Podrán sobrevivir?”

Esta es la sinopsis de The Midnight After, la nueva película de Fruit Chan. ¿Parece Interesante no? Pues ahora os voy a explicar cómo se puede convertir una película que apunta maneras en un despropósito sin sentido.

De hecho, para ser justos, los momentos iniciales de la película son prometedores y crean buenas expectativas.  En mi opinión, diecisiete personas encerradas en un minibús, es un punto de partida que da juego para momentos de tensión y conflicto, mientras poco a poco, se van desmenuzando las incógnitas de la trama. Esas al menos, eran mis reflexiones desde la butaca. Iluso de mí.

str2_gx_6col_relaxmidnight_LEADA medida que van transcurriendo los minutos comienzas a ver cosas extrañas. Por un lado los actores se comportan de una manera demasiado histriónica. Me pareció raro porque no se adecuaba al tono de thriller que tenía en mente, pero no pasa nada, la tarea de un director es sorprender, y dices, bueno, ahora vendrá algo interesante. Entonces ves cómo se van abriendo cada vez más interrogantes, y tú esperas mientras siguen pasando los minutos (cada vez más lentos) alguna pista, pero nada.

A medida que avanza el metraje algunos de los diecisiete supervivientes, mueren de formas, a cada cual más extraña: Muertes por combustión espontánea, convertidos en polvo, paradas cardiacas. Pero no hay nada que explique cuál es el detonante de cada muerte. Puede que sea un virus, pero ¿Porque actúa diferente en cada persona? no hay explicación. En en el caso de que sea una cínica crítica a la sociedad u cualquier otra cosa,  tampoco tiene mucho sentido, porque no hay ninguna explicación coherente para cada muerte. A todo eso hay que sumarle las llamadas extrañas que reciben los protagonistas. Donde, cada vez que suena el teléfono, un chirrido agudo es lo que obtienen como respuesta. Spoiler El ruido está cifrado en código morse. De momento no es mala idea, le añade cierta tensión a la trama, pero, lo descifran, y ¿Cuál es el mensaje?  Una canción de Bob Dylan, y e aquí, uno de los momentos más delirantes de la cinta. El momento karaoke, con todos los protagonistas interpretando la susodicha canción, una especie de videoclip dentro de la película que te deja perplejo. Otro de los momentos sin sentido del film, es cuando uno de los protagonistas recibe la llamada de su novia, y esta le dice que lleva nada más y nada menos que seis años desaparecido ¿En serio? ¿Ahora paradojas temporales? a estas alturas no podía hacer otra cosa que reír Fin de spoiler. La comedia disparatada y surrealista se apodera de la trama, mezclada con los pedazos triturados que quedaban de ese thriller inicial. Llega entonces ese momento, donde  el espectador, se retuerce en la silla y se pregunta ¿Esto qué **** es?

d65e3e5dd8924310d8e11d1bf5d14bbf6b0d0b5681644de15bf0032a719d5683_large

Lo que prometía ser un guion decente acaba convirtiéndose en un puzle sin pies ni cabezas. Vale, no hay que dar todas las respuestas, pero leche, es que no se explica nada. No sabemos porque de repente la gente ha desparecido, o si al contrario son ellos los que han desaparecido, no sabemos que es lo que pintan los tíos con la máscara de gas. No sabemos si es un virus, si es por la radiación de Fukushima, si es una metáfora de la muerte, de la pérdida de valores, si es una parodia del final de Perdidos. No sabemos nada.

the_midnight_after_4El director dispara hacia tantos lados, la película se mueve entre tal sinfín de posibilidades distintas, que lo único que consigue es engañar y confundir al espectador, que espera, ya no todas las respuestas, porque en cierto momento de la película pierdes toda esperanza de que haya algo de coherencia, pero como mínimo alguna pista sobre lo que ha pasado. Pero es que para nada, no finaliza ninguna de las tramas que se abren. Solo la frase del final de la película deja intuir lo que Fruit Chan ha querido explicar, pero que en realidad, seguramente, no lo sepa ni él.

Lo más curioso es que funciona mejor como comedia loca (sin ser buena tampoco) que como thriller, pero navega a un ritmo tan demencial entre esas dos aguas, que en ninguno de las dos casos le sale bien. El resultado hubiera sido distinto si la película estuviera orientada hacia una dirección concreta, pero Fruit Chan decidió que no, y que era mejor tomarnos el pelo. Por otro lado, es una pena lo desaprovechados que están dos auténticos iconos como Simon Yam y Lam Suet, que  parecen meras sombras de sí mismos y naufragan con estrepito junto con el resto del coro actoral, pero les eximo de culpa, porque ante tal guion poco se puede hacer.

The-Midnightfter

¿Algo positivo tiene la película? Pues sí, la fotografía es muy buena, esos paisajes de un Hong Kong desolado y desierto, donde los tonos oscuros se mezclan con los neones de colores vivos propios de la noche de Hong Kong, todo un acierto.

En fin, poco más puedo decir, The Midnight After, me ha superado. No la recomiendo. Solo si te la tomas como la  broma que es, te puede llegar a gustar.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s