Sitges dia 2: Home

devils-door-640

Home, también conocida como At the devil’s door, es la nueva película de Nicholas McCarthy, director que ya trajo hace dos ediciones en Sitges, la discutida El Pacto. Veamos cómo le ha ido en esta ocasión.

Todo comienza cuando Hannah (Ashley Rickards)  y su novio llegan a un acuerdo, con un extraño hombre que vive en una caravana en el desierto. El trato; que la chica venda su alma al demonio a cambio de 500$. La chica pasa la prueba a la que es sometida y el trato queda sellado. Tan solo un último paso, ir a un cruce de carretera y decir su nombre, para que cuando el demonio venga a por ella, sepa quién es. Este es el inicio de Home. Un inicio demoledor y que crea muchas expectativas.

140926_ATDDReview_01

¿Las cumple? veámoslo.

La siguiente escena sitúa a la chica en su habitación. En ese momento tras unos instantes de ritmo y tensión bien llevados, la chica es atacada por una fuerza invisible. El diablo ha venido a cobrar su precio. Lo siguiente que vemos es un salto hacia adelante en el futuro. Aquí empiezan las incógnitas, vemos una mujer de mediana edad salir de su casa, presuponemos que es Hannah ya crecida, pero no, se trata de Leigh (Catalina Salvano) una vendedora de pisos. Su último encargo, vender la casa donde vivía Hannah. Una casa de la que sus propietarios tienen mucha prisa en desprenderse. De momento todo bien, ese flashforward un poco confuso, pero sigamos. Leigh va a visitar la casa y se encuentra en ella a una extraña chica envuelta en un chubasquero rojo. En uno de los encuentros de Leigh con la chica del chubasquero, algo sucede. A partir de ese punto de inflexión, entra en escena la hermana de Leigh, Vera (Naya Rivera), que aunque parecía que era una simple secundaria, es la verdadera elegida por el demonio para llevar a cabo su maquiavélico plan.

nicholas-mccarthy-home-naya-riveraEl problema de Home es que busca ser algo más que una buena película de terror y no consigue ni lo uno ni lo otro. Por un lado tenemos un baile de protagonistas principales cuyo rol cuesta ubicar, y en mi opinión, es metraje perdido. Luego, el ritmo es demasiado lento. No caigamos en equívocos, se nota que McCarthy sabe hacer uso de la tensión y crear como he dicho antes una buena atmosfera, pero no consigue el cometido de toda película de terror, asustar. La causa de que la cinta pierda nivel, es que en cierto momento se produce una desconexión del espectador con la trama. El ritmo lento y las lagunas de guion tienen sus consecuencias, y al espectador le empieza a dar un poco igual lo que está pasando, y cuando eso sucede, por muy bien utilices el suspense, estas perdido.
Los fenómenos sobrenaturales que se ciernen sobre los protagonistas, a partir de cierto instante, son demasiado evidentes, todos vemos lo que va a pasar y el director no intenta hacer nada para que no suceda.

atdd3El resto de la película son una serie de escenas, mal encadenadas una tras otra, unidas por sus respectivos flashbacks y flashforwards, pero mientras esto a veces acostumbra a funcionar, aquí el resultado es algo caótico y da como resultado una desconexión constante. En cierto momento el eje de la trama desaparece por arte de magia, puesto que las expectativas iniciales: La caravana, el trato con el diablo, el hombre que lo lleva a cabo, el misterioso novio de Hannah. Elementos y personajes que tenían filón, se dejan de lado. El director prefiere arriesgar y apuntar más alto, yendo hacia donde fracasan muchas películas. Las historias sobre el anticristo y su llegada. Nicholas McCarthy naufraga en la orilla. La idea es buena, pero la ejecución no está a la altura. Y el final te deja tan plano como la mayor parte de la película.

at-the-devils-door-home-trailer-2

Siendo lo más objetivo posible, diré que Home no es una mala película de terror, pero tampoco se puede decir de ella muchas cosas buenas, a parte de una atmosfera bien lograda y ciertos momentos de suspense, poco más. Home por otro lado, es un ejemplo de expectativas mal manejadas, lo que la convierte en una película del montón en un envoltorio más bonito de lo habitual. Lo más decepcionante de Home es que tenía pilares para aspirar a ser un destacable producto dentro del género, pero a Nicholas McCarthy le han quedado grandes los pantalones y le ha vuelto a salir el tiro por la culata. Esperemos que a la tercera vaya la vencida.

¡Hasta la vista! mañana más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s