11 Consejos de Henry Miller para la escritura

bissinger

Henry Miller fue uno de los referentes más importantes de la llamada generación beat. De la que formaron parte Jack Keruack, Allen Ginsberg y William S. Burroughs entre otros Sus novelas, llenas de sexualidad y siempre provocadoras, levantaron ampollas en su momento en unos Estados unidos enfermos de hipocresía y falsa castidad.

El sentido común y el tiempo pusieron a este gran escritor en el lugar que merecía. Un artista con todas las palabras y uno de los más grandes novelistas norteamericanos. Que, por cierto, no solo se dedicaba a la creación de novelas. También era pintor y pianista.

Sus consejos no hablan tanto del proceso de creación, como si de establecer una buena rutina de trabajo. Esto a veces, es más difícil que el propio hecho de la inspiración, que es un acto mucho más espontaneo. Los consejos de Miller no solo son aplicables a la escritura. Sirven para cualquier ámbito de la vida. Si quieres conseguir algo, si se tiene un objetivo concreto, olvídate de varitas mágicas, no existen. El trabajo si… Y si hay que empezar una novela, un relato, o cualquier otro proyecto, por algún sitio. Estos once puntos no están nada mal como ayuda para arrancar.

Espero que le saquéis provecho. ¡Hasta la próxima!

 


1. Trabaja en una sola cosa hasta que la termines.

2. No empieces más libros nuevos, no añadas más material a ‘Black Spring’(el libro que estaba escribiendo en aquel momento)

3. No te pongas nervioso. Trabaja con calma, felicidad y pasión en lo que sea que te traigas entre manos.

4. Trabaja de acuerdo al programa y no a tu humor. ¡Detente! cuando se cumpla el tiempo que has acordado contigo mismo

Cuando no puedes crear puedes trabajar (cuando no estas inspirado haz otras cosas. Corrige, reescribe, ordena capítulos).

6. Consolida cada día lo que haces en vez de ir añadiendo nuevos fertilizantes.

7. ¡Mantente humano! Queda con la gente, ves a sitios, bébete una copa si te apetece.

8. ¡No seas un caballo de carga! Trabaja solo por placer.

9. Sáltate el programa cuando quieras, pero vuelve a él al día siguiente.Concéntrate. Haz cribas. Excluye

10. Olvídate de los libros que quieres escribir. Piensa solo en el libro que estas escribiendo.

11. Primero de todo escribe. La pintura, la música, los amigos y el cine. Todo eso, vendrá después.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s